Debajo del antiguo palomar el Hotel can Garay hay un área diseñada especialmente para los niños.