Desde las ventanas del Hotel can Garay se disfruta de la espectacular muralla rocosa del Far y del Santuario de la Salut.

El valle de Hostoles es un paraíso para los amantes del senderismo, la bicicleta y las excursiones. Un mundo de colinas, de recónditos y serpenteantes ríos, de profundas pozas y sorprendentes cascadas.

En el propio término municipal de Les Planes d´Hostoles se pueden visitar los volcanes dormidos del Traiter y del Puig Rodo. Sin olvidar el Castillo de Hostoles y el castillo de Puig-Alder, de gran interés histórico.